Recomendaciones para evitar la intoxicación por monóxido de carbono

imagen recomendaciones

Se vienen días de mucho frío, y como consecuencia, el uso de estufas para calefaccionarnos. De todas formas, no debemos olvidar realizar los controles correspondientes a las instalaciones de gas. ¿Por qué? Porque estos pueden ser la principal medida de prevención contra la intoxicación por monóxido de carbono, la cual genera 200 muertes por año. Pero primero, ¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es un gas venenoso, sin color ni olor, y es conocido como “el asesino invisible”. Este gas se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gasoil y nafta. Su inhalación provoca que se reemplace el oxígeno en el torrente sanguíneo con la consecuente falta de oxígeno, dañando el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo. Sin embargo, todas las intoxicaciones por este gas son evitables.

¿Cómo se pueden prevenir? Es elemental el control de las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos, así como mantener los ambientes bien ventilados. De esta forma, debemos comprobar que los ambientes tengan ventilación hacia el exterior, no usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente, no encender motores a combustión en cuartos cerrados, sótanos o garages y no mantener el auto en funcionamiento cuando el garage está cerrado.

En Orígenes te ofrecemos la cobertura para Accidentes Personales Domésticos, donde podrás acceder a una cobertura pensada especialmente para estos casos que pueden surgir en tu hogar. ¡No dejes de consultarnos por nuestros beneficios! https://bit.ly/AccidentesPersonales2019